Decora tu casa al más puro estilo ochentero

Decoracion vintage

Muchas personas dicen que lo de los ochenta es cíclico, una tendencia que viene y va, para volver a aparecer. Lo cierto es que los ochenta pasaron hace mucho, pero siguen muy presentes en nuestra vida. Posiblemente tengas en tu casa algunos artículos estilo vintage para recordar aquella década.

También puede que seas un fanático o fanática de los ochenta y quieras decorar tu casa como en aquellos años. Si es así, no te preocupes, te invitamos a que sigas leyendo, vamos a compartir contigo algunos consejos para conseguirlo.

Consejos de decoración en estilo ochentero

Si quieres darle un aire de los ochenta a tu casa, los colores pastel son lo que necesitas. De hecho, siguen siendo tendencia decorativa en muchas casas, y sino… solo hay que mirar las revistas de decoración.

No solo hablamos de paredes pintadas en estos colores sino también muchos otros artículos. Sofás, muebles, objetos de decoración… hay muchas alternativas para conseguir el aspecto deseado.

Si no quieres arriesgarte haciendo un cambio demasiado radical, siempre puedes ir poco a poco. Un cubo de Rubik, teléfonos retro vintage, lámparas de estilo Tiffanny y muchas otras propuestas ayudarán al cambio.

En cambio, si quieres arriesgarte al máximo, puedes apostar por el papel pintado. En este caso, con un estampado de flores, aunque también pueden ser las alfombras, cortinas, tresillos, etc. Las flores son muy de los ochenta, pero lo mejor es no abusar de ellas para no recargar la decoración.

El baño era una de las estancias más coloridas de la casa en los ochenta, o al menos de forma general.  Seguro que recordaréis los baños con azulejos y todos los sanitarios en color azul cielo o rosa. Vuelven a estar de moda, algo ideal para los amantes de los años ochenta. Quizá sea algo arriesgado porque está claro que es un cambio bastante radical.

El tapizado ochentero, todo un hándicap

El tapizado de los tresillos era sota, caballo y rey, es decir, prácticamente eran todos lo mismo. Tela, con estampados florales (como no podía ser de otra forma), de escay o de rayado en blanco y azul. Sí, es arriesgado tener un sofá así, no solo porque esté demodé, sino porque puede ser difícil encontrarlo.

No hay que olvidarse de otras propuestas decorativas como puede ser el estilo country. Quizá no tuvo demasiado éxito en España, pero seguro que más de uno lo recordará. Sofás de madera con tapicería floral, sillas de madera con cojines… Seguro que ya lo recordáis.

También está la opción más «lujosa» de los ochenta, el comedor negro laqueado. Esto hacía juego con las sillas y la mesa, la cual además era de cristal en la parte superior. Las paredes de espejo también son otra opción para decorar tu casa al más puro estilo de los ochenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *