Das Boot (1981)

Nos vamos al inicio de nuestra década, exactamente a 1981, para hacer una retrospectiva de una de las películas del año, Das Boot, “El Submarino”, una adaptación de la novela homónima de Lothar-Günther Buchheim y que contó con nada menos que seis nominaciones a los Oscar. Mejor dirección, guión adaptado, fotografía, edición, sonido y edición de sonido, aunque finalmente no logró hacerse con ninguna estatuilla.

Todo comienza en la base naval de La Rochelle en la Francia ocupada por los nazis en 1941 cuando un submarino alemán de la clase VII-C, la unidad U-96, nave que se hace a la mar con la misión de patrullar la zona este de Europa y evitar la llegada de mercantes para pertrechar las malogradas infraestructuras de los países de la resistencia como Gran Bretaña entre otros.

Una de las escenas de la película

El líder de el U-96 es una persona a quien todos respetan gracias a su capacidad de comprensión y que no es como el resto de oficiales de la Kriegsmarine alemana, quienes gozaban de una fama de ser demasiado duros con la tripulación.

Las condiciones de vida dentro del submarino son verdaderamente agobiantes, los marineros se sienten hacinados por la falta de espacio pero aún así continúan con su misión, torpedeando a todos los barcos enemigos que se cruzan en su camino.

Comienzan los problemas…

Consiguen hundir a bastantes mercantes y reciben la orden de poner rumbo al puerto de Vigo donde tendrán avituallamiento, unos días de descanso y una misión nueva. Entre sus nuevas órdenes se encuentra la de tomar rumbo hasta La Spezia en Italia, cruzando el peligroso estrecho de Gibraltar, lugar donde son detectados por los británicos y atacados hasta casi acabar con ellos con las cargas de profundidad a unos 100 metros de la superficie.

En ese momento y con un submarino sin propulsión a 100 metros de profundidad y con escapes de cloro provenientes de las baterías de la nave, los cazadores se convierten en presas y la lucha cambiará de rumbo y dejará de lado la contienda bélica para convertirse en una lucha por la supervivencia de toda la tripulación.

¿Conseguirán salvarse?

1 respuesta

  1. jexs71 dice:

    OBRA MAESTRA

    Alucinante la recreación claustrofóbica de la acción y me quedo con la escena en la que el ingeniero, antes reprobado por cobardía, sale de las tripas del aparato diciendo que, tras horas de trabajo y con la tripulación a punto de morir por la falta de oxígeno, pueden volver a navegar.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *