Daniel el Travieso (1986)

Los dibujos animados han tenido desde décadas una presencia importante en la televisión y aunque también gustan a los adultos, principalmente, a excepción de algunas series recientes, están enfocadas para el público más infantil. Hoy vamos a recordar una serie de dibujos animados de gran éxito que tuvo una gran repercusión tanto en la televisión como en el cine.

Daniel el Travieso o en inglés, Dennis the Menace ¿Quién no lo recuerda? En sus orígenes fue una tira cómica creada por Hank Ketcham para King Features Syndicate, sí, los mismos que otro de los grandes famosos del cómic que tuvo su propia serie de televisión, Popeye.

Su estreno fue el 12 de marzo de 1951 en unos 16 periódicos y fue tal su éxito que aún se sigue realizando esta tira cómica pero por los que por aquel entonces eran ayudantes de Ketcham: Markus Hamilton y Ron Ferdinand, donde King Features Syndicate sigue distribuyéndola a unos 1.000 periódicos en 48 países y en 19 idiomas.

Daniel el Travieso y sus amigos

En el año 1986 tuvo su aparición en la pequeña pantalla de la mano de DIC Entertainment y Crawleys Animation y fue un completo éxito. En España fue emitida, como era de esperar, en Televisión Española los sábados a las 15:30h aunque también tuvo otros horarios.

La serie tuvo un total de 78 divertidos episodios, los cuales fueron divididos en tres temporadas, que para muchos nos supo a poco, pero los productores decidieron cancelarla estando en lo más alto, lo que aseguraría un éxito en su siguiente proyecto. Además esta serie tuvo su incursión en la gran pantalla en el año 1993 con la película homónima y protagonizada por actores reales como Mason Gamble y Walter Matthau.

Esta serie nos contaba las aventuras de un gamberrete llamado Daniel y apodado el travieso, quien se metía en líos día sí y día también. No lo hacía conscientemente y no había maldad en sus travesuras pero a veces montaba cada una que era digna de recordar.

Una de las víctimas de sus continuas travesuras era el señor Wilson, su vecino, quien tuvo que vivir en muchas ocasiones las bromas tanto de Daniel como sus amigos y su perro Ruff, lo que seguramente dio muchas ideas a los pequeños trastos de la casa de por aquel entonces. ¿Os gustaba?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *