Conectados en los ochenta

Todos los jóvenes de ahora, en mayor o menor medida, tienen un dispositivo móvil mediante el cual poder ir escuchando música mientras van en autobús, caminando o haciendo cualquier actividad. Teléfonos móviles con radio, mp3 o mp4 portátiles o los más afortunados con el omnipresente iPod.

Esto es un fiel reflejo de lo que en su día fue la revolución del discman portátil o con el walkman, algo relacionado con nuestra década, donde a todo el mundo le gustaba ir escuchando música por la calle, algo que hasta entonces no podía hacerse a no ser que fueras en coche.

El famoso walkman

Seguro que aún recordáis aquellos primeros modelos de walkman con los auriculares y sus esponjas del característico color naranja y lo moderno que se sentía uno con aquello. Algunos walkman ya más modernos contaban hasta con radio AM-FM, así podías escuchar tu programa preferido en caso de que se gastasen las pilas del cassette, dado que para la radio apenas hacía falta energía.

Y no hay que olvidar aquellos radiocassettes que teníamos en casa con los que grabábamos los temas que más sonaban en la radio y después nos los llevábamos en cassette a nuestro walkman para ir a la última en cuanto a tecnología y también a música.

Uno de los miles de modelos de radio transistores

Y no penséis que los jóvenes eran los únicos que íbamos con la música a otra parte, los más mayores también tenían su pequeño transistor con el cual, al menos la gran mayoría, iban escuchando las noticias mientras paseaban, estaban sentados en el parque, etc.

Qué tiempos aquellos en los que todo esto parecía algo fantástico y que hoy en día es algo tan normal que si no estás equipado con algo de esto ya es como su fueses de otro planeta. ¿no creéis?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *