Citröen Karin (1980)

Los coches me encantan y siempre estoy intentando traer aquellos modelos más característicos que pudimos ver por nuestras carreteras en la década de los ochenta pero hoy va a ser algo completamente diferente dado que voy a hablar de un coche que solo fue un prototipo y además que tenía una forma completamente vanguardista.

Se trata del Citröen Karin, un concept car que se presentó en un importante Salón del Automóvil y aunque no se vendió ninguno y solo hubo un modelo, levanto una gran expectación entre todos los visitantes y medios de comunicación de todo el mundo, consiguiendo que la marca francesa crease, para muchos, el coche más raro de todos hasta el día de hoy.

Aspecto del Citröen Karin

Su creador fue Trevor Fiore, un señor que consiguió imponer las formas trapezoidales en un coche, dándole un aire de pirámide con ruedas. Otra rareza de este coche fue que contaba con tres únicas plazas, pero no esde lo más raro dado que otras marcas como Matra y su modelo Bagheera, contaban con tres plazas también, aunque en este modelo la de en medio era la más adelantada de las tres, obviamente la del conductor.

Como si de un coche visionario se tratase, toda o casi toda la instrumentación se controlaba desde el volante, algo que según confesó Fiore, se inspiró gracias a las películas futuristas y consiguió crear uno de los Citröen más raros jamás vistos.

Interior del Karin y visión del volante

Este fue uno de los muchos intentos de la casa francesa para conseguir crear ese coche que les diferenciaría del resto, y aunque lo hicieron, nunca llegaron a comercializarlo, así que el Karin, se quedó en los ochenta como un futuro medio de transporte.

¿Alguno de vosotros y vosotras conocía este prototipo?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *