Cabal (1988)

Regresamos al mundo de la literatura, exactamente al año 1988, fecha en la que se publicaba “Cabal”, una novela de terror escrita por Clive Barker y que originalmente fue publicada junto a un libro donde encontrábamos también otros relatos cortos que asimismo fue llamado Cabal.

Tuvo cierto éxito, el suficiente como para ser llevado a la gran pantalla aunque finalmente hubo que hacer varias modificaciones en la trama principal y fue el mismo Barker quien dirigiría la película que fue titulada “Nightbreed”, aunque en España fue titulada como “Razas de Noche”.

La trama se centra en Boone, un joven que sufre una anómala enfermedad mental y que está siendo tratado por su psiquiatra, el doctor Decker. En una de sus sesiones Boone es informado de que está acusado del asesinato y mutilación de once personas, algo que ha traumatizado a la opinión pública.

Decker asesora a su paciente explicándole que su mente enferma ha hecho que éste olvide lo que ha hecho recientemente, entre ello los terribles asesinatos, pero Boone no se lo cree y comienza a pensar que su posible salvación se encuentra en un lugar llamado Midian, donde según cuenta la leyenda, los monstruos pueden tener su santuario.

Portada original de la publicación

No se lo piensa y comienza la búsqueda de ese lugar hasta que finalmente la encuentra; una ciudad laberíntica que se extiende a lo largo de varios kilómetros bajo un cementerio abandonado. Lori, la novia de Boone, incapaz de creerse las acusaciones que han sido vertidas contra su novio, decide buscarle sin saber si lo encontrará o no.

Mientras tanto el Dr. Decker también decide buscar a Boone con intenciones un tanto oscuras y es desde este momento donde Boone y su novia Lori se verán entre la espada y la pared, entre Decker y los monstruos que finalmente se encontrarán en Midian.

Yo he visto la película hace mucho tiempo y guardo un buen recuerdo aunque sé que no es una obra maestra, pero lo que más me llamó la atención fue el maquillaje de los monstruos, algo verdaderamente digno de ver, pero prefiero la novela.

¿Y vosotros?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *