Billy Idol en los ochenta

Damos el salto al mundo de la música y hoy nos toca recordar a William Michael Albert Broad, aunque seguramente por este nombre no os suene de nada, pero si digo Billy Idol más de un@ se acordará de este rockero con su característico pelo decolorado y sus temas musicales donde se encontraban preciosas composiciones de corte balada y otros al más puro rock punk.

Billy Idol nació el 30 de noviembre de 1955 en Middlesex, vivió en Worthing antes de ir a la Universidad de Sussex, (donde sólo duraría un año) Posteriormente se unió al Bromley Contingent un grupo de amigos fanáticos de los Sex Pistols. Y fue durante esta alocada etapa de su vida cuando decidió convertirse en músico, formando su propia banda en 1976 bajo el nombre de Generation X.

Su banda firmó con la discográfica Chrysalis Records y lanzaron al mercado tres álbumes de éxito antes de su disolución. Tras esta primera incursión se trasladó a Nueva York y comenzó a trabajar como solista haciendo alguna colaboración con Steve Stevens y muy pronto lograría un gran éxito en la MTV americana allá por 1982 con su disco “Billy Idol” que incluía temas tan conocidos como “White wedding” o mi preferido, “Dancing with my self” (sencillo que había sido grabado anteriormente con Generation X)

Billy Idol en sus inicios

Su segundo disco “Rebel yell” salió al mercado en 1984 y fue otro auténtico éxito con temas tan buenos como “Eyes without a face”, “Flesh for fantasy” o el que daba nombre al propio disco “Rebel yell”.

En 1986 vuelve a la carga con “Whiplash Smile” otro disco que también cosechó grandes ventas y una buena crítica. En él se incluían temas como “To be a lover”, “Don´t need a gun” o “Sweet Sixteen” (haciendo un guiño a la música tradicional norteamericana, mas conocida como “Country”)

Poco antes de lanzar su siguiente disco “Charmed life” ya en 1990, Billy sufre un accidente en el que casi le amputan una pierna, pero ello no sería freno para el continuo éxito de este cantante que poco tiempo después participaría en la película de Oliver Stone “The Doors”.

En una de sus últimas actuaciones

Aunque el siguiente hecho ya no pertenece a los ochenta es necesario recordarlo. Tal como le pasa a muchos, en las carreras musicales hay altibajos y a veces el tenerlo todo implica ir más allá y tras el disco “Ciberpunk” de 1993 y su fracaso de ventas, Idol cayó en el mundo de la droga y estuvo a punto de morir en 1994 de una sobredosis.

Desde aquella se separó del mundo de la música y dejó de aparecer en radio, televisión y prensa especializada, hasta que años después reaparecería en una comedia romántica junto a Adam Sandler y Drew Barrymore y en 2001 lanzó una versión inédita del “Don´t you forget about me” de los Simple Minds, algo que le devolvió a la fama y que le volvió a hacer sentir la llamada de la música y no se hizo mucho esperar, en 2005 lanzaría lo que es hasta entonces su último trabajo “Devil´s playground”, pero nosotros nos quedamos con todo lo que pasó en los ochenta.

1 respuesta

  1. Manuel dice:

    Gran artista, el ‘Charmed Life’ es un grandísimo álbum, y ‘Cyberpunk’ mucho mejor de lo que pudiese parecer por el éxito que tuvo, pero un álbum poco comercial.

    Espero que vuelva pronto y nos deleite con más grandes canciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *