Big (1988)

¿Quién no recuerda con cariño alguna de las películas que vio cuando era un niño? Todos tenemos algunas películas que nos marcaron de una forma u otra. Yo recuerdo que en 1988 la gente no hacía más que hablar de lo que habían visto en el cine o alquilado en el videoclub y una de las que más recuerdo de aquel año fue una película muy divertida llamada Big.

Esta película contaba con un joven Tom Hanks interpretando a un chico que se encuentra en plena edad de saber todo, también con Elizabeth Perkins, quien va descubriendo la inocencia a pesar de estar en la mayoría de edad además de un odioso y a la vez desternillante John Heard y un más que cariñoso y generoso jefe interpretado por Robert Logia entre otros actores.

Cartel original de Big

Josh Bassin cuenta con trece años, pero después de que todas las chicas con las que quiere ligar le den calabazas y también de que sus padres le traten como a un niño, comienza a desear ser mayor, porque cree que todo le irá mejor y abandonará esa odiosa etapa de la vida en la que se encuentra.

Durante una visita a una feria Josh descubre una vieja máquina que asegura que metiendo una moneda te permite un deseo. Sin pensárselo dos veces introduce la moneda y pide ser mayor. Al día siguiente, el que fuese un niño hace escasas horas se encuentra en un cuerpo de adulto y cree que todo le irá sobre ruedas, pero pronto comenzará a descubrir los problemas que conlleva el asumir diferentes responsabilidades sin haber tenido antes ninguna experiencia previa.

Una de las escenas de la película

Big puede tener varias formas de verla, como una encantadora comedia que nos entretendrá de principio a fin o como un metraje que nos hará recordar que todos llevamos a un niño dentro y que cada cosa de la vida requiere su tiempo y no debemos forzar el cauce normal de las cosas, además de que debemos aprovechar siempre cada momento al máximo, dado que la infancia no se recupera jamás, y es la etapa de nuestra vida que más nostalgia despertará en nosotros durante el resto de nuestros años.

¿Película con mensaje oculto? Seguramente no, pero también podemos interpretarla así y que recomiendo a todos los que no habéis tenido la oportunidad de verla. Es una de esa clase de películas tan ochenta que merece tener un lugar en nuestra videoteca.

1 respuesta

  1. sarcarcar dice:

    Preciosa película

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *