Ayrton Senna, todo un campeón (I)

Ahora que tan de moda está el automovilismo quiero recordar a uno de los mejores pilotos de los años ochenta, Ayrton Senna, un formidable piloto que hoy ya no está con nosotros pero que nos dejó un importante legado de buenas carreras, consejos y una lección de compañerismo.

Nació el 21 de marzo de 1960 y comenzó a pilotar karts cuando tenía tan sólo cuatro años gracias a un pequeño coche que le había regalado su padre, Milton Da Silva, algo que hizo que el pequeño comenzase desde bien joven a familiarizarse con los coches y la velocidad.

Desde los cuatro hasta los ocho años estuvo practicando para su primera carrera y hace algunos años, Senna, haciendo una retrospectiva sobre sus inicios, dijo: «tenía sólo ocho años y la mayoría de los otros tenía 15, 18 e incluso 20. Las posiciones en la parrilla se determinaban por sorteo. Ponían unos papelitos con números dentro de un casco. Por ser recién llegado, fui el primero en coger un papel al azar. Saqué el número 1«.

Ayrton Senna, el gran campeón

Llegó a competir en los campeonatos mundiales de 1978, donde quedó en sexta plaza, en 1979 (2º), 1980 (2º), 1981 (4º) y en 1982 (14º). Según sus propias palabras: “el kart me proporcionó muchos momentos de placer y excelentes recuerdos, nunca el pilotaje fue tan divertido como en kart. Allí aprendí muchas cosas. Mucho de lo que uso en la Fórmula 1 lo aprendí en kart«.

Desde aquella época, y convertido en un verdadero especialista en conducir sobre mojado, ya comenzó a usar el típico casco que le acompañaría durante su exitosa carrera deportiva, de color amarillo con dos bandas, una en verde y otra en negro. Con el tiempo comenzó a conducir coches más potentes hasta que se inició en la Fórmula Ford donde se proclamaría campeón y desde aquella fue observado por Frank Williams, quien fuera jefe del equipo Williams.

Y tras su paso por la Fórmula Ford llegó a la Fórmula 1, donde su primera escudería sería Toleman, la cual duraría pocas temporadas en activo porque años después sería comprada por Benetton y pasaría a llamarse Benneton Formula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *