30 años del Compact Disc (II)

Seguimos recordando más cosas sobre el conocido CD, el cual se encuentra de aniversario, con nada menos que 30 años de vida entre nosotros. En el año 1979 la compañía Sony y la holandesa Philips comenzaron a colaborar para crear un nuevo soporte que llevaría el sonido digital a nuestros hogares.

Los ingenieros de ambas compañías ya habían trabajado con anterioridad en diferentes prototipos. Con Sony en la codificación y lectura y con Philips en el sistema óptico, lo que ya era un punto a favor dado que ambos sabían cómo trabajaban y la colaboración era más estrecha.

Esta alianza permitió que en abril de 1982 arrancase la primera línea de producción en masa de CDs en una fábrica de Japón, siempre con el punto de vista del estreno en el mercado, pero no se esperaban el tremendo éxito que lograron alcanzar.

El vinilo y el cassette fueron arrasados por el CD

Un curioso detalle del CD es que su tamaño estaba determinado por el de los conocidos cassettes, los cuales, puestos en diagonal, tenían 11,5 centímetros, una medida que para la compañía Philips era muy manejable para todo el mundo y por ello se eligió que fuera éste el tamaño del disco compacto.

Desde Sony insistieron en que en ese tamaño se pudiesen escuchar 74 minutos de audio, lo que haría que el tamaño del CD tuviese que ser ampliado hasta los 12 centímetros. No se sabe a ciencia cierta cuál fue la causa de esta ampliación, pero si queréis saber cual es una de las posibles razones de esta elección, os invitamos a nuestra siguiente entrada dedicada a celebrar los 30 años de vida del CD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *